NUESTRAS DIPLOMATURAS

 

 

 

Diciembre 2019

ACTIVIDADES

Facultad de Filosofia y Letras

Sesión extraordinaria, 11 de Julio de 1918

  

En Buenos Aires a once días del mes de julio de mil novecientos diez y ocho se celebra una Sesión Extraordinaria del Consejo Directivo de la Facultad, presidido por le Sr. Decano Dr. Norberto Piñero y con asistencia de los Consejeros Señores Rafael Castillo, Ricardo E. Cronwell, Cristofredo Jakob, Samuel Lafone Quevedo, Horacio G. Piñero, José Nicolás Matienzo, Camilo Morel, y Calixto Oyuela. Faltaron con licencia el Dr. Rafael Obligado y sin aviso los Drs. Clemente L. Fregeiro, Alejandro Korn y Ernesto Quesada y con aviso el Dr. Lorenzo Anadón.

Se lee y aprueba el Acta de la sesión anterior.

Se pasa a considerar los proyectos de reformas universitarias de los Drs. Castillo y Matienzo y la consulta de la Universidad sobre el proyecto del Dr. Rivarola.

El Dr. Castillo dice que este asunto de las reformas universitarias ha merecido ya la atención de los poderes públicos, anunciándose la presente remisión al Congreso de un proyecto de ley del Poder Ejecutivo. Que como ya lo manifestó al dictaminar los Dr. Matienzo y Rivarola la Facultad de Filosofía y Letras debe aconsejar una reforma amplia, que se refiera tanto a los Estatutos como a la ley, y por eso creyó insuficiente el proyecto del Dr. Rivarola que solo introducía una pequeña modificación a los Estatutos actuales. Que por otra parte esta Facultad no puede colocarse en situación desventajosa con respecto a las demás, que han elevado a la Universidad sus respectivos proyectos. Todos comprenderían diversos puntos que tocan a la ley y los Estatutos. Por esto pide la aprobación del proyecto del que es autor y se adhiere a las modificaciones presentadas por el Dr. Matienzo en sesión anterior. 

El Dr. Matienzo dice que la Facultad de Filosofía y Letras, siguiendo su tradición progresista y liberal, debe presentar al Consejo Superior un proyecto de reforma universitaria amplia que asegure el continuo perfeccionamiento de la Institución. Que en la sesión anterior había manifestado que consideraba indispensable modificar la organización de los cuerpos directivos para hacerlos más accesibles a las ideas nuevas y evitar el estancamiento, mediante la presente renovación de su personal. 

Que a tal fin es insuficiente la enmienda de los Estatutos propuesta expresada por el Dr. Rivarola que se limitaba a dar voto a  los ex profesores suplentes en las asambleas que proponen candidatos a miembros del Consejo Directivo de la Facultad. Que la Facultad debe contestar la consulta del Consejo Superior manifestando que aceptaba esa enmienda pero que ella sola sería insuficiente, puesto que en la actualidad la ley 1885 resultaba demasiado rígida para que a ella se sometan los Estatutos de cada Universidad. Concluye el Dr.Matienzo exponiendo su conformidad con los principios generales del proyecto del Dr. Castillo y propone las siguientes reformas que a su juicio son ahora las más necesarias: Dar a los profesores suplentes el derecho de voto de que gozan los titulares; prohibir la reelección de los Decanos, Consejeros y demás funcionarios directivos hasta pasado dos años de la cesación de sus mandatos; prohibir la acumulación del cargo de Consejero Directivo de la Facultad con el de Delegado al Consejo Superior; reducir a tres años el período de los Consejeros Directivos de la Facultad, debiendo la composición renovarse por terceras partes cada año; elección directa de los Decanos y Consejeros por la Asamblea de profesores de cada Facultad; docencia libre reglamentada de modo que sean válidos para los alumnos los cursos libres dictados con arreglos a los programas oficiales; supresión del texto de la ley que fija el período de duración del Rector, e intervención de los graduados en la elección de Rector, en forma que los Estatutos de cada Universidad lo determinen. 

El Sr.Decano cree que la crisis actual tiene sus causas más en la enseñanza y en la indisciplina  tanto de alumnos como de profesores, que en la necesidad de reformar los Estatutos de la Universidad, pero que sin embargo es de opinión también que algo debe reformarse. Está de acuerdo con los Dres. Castillo y Matienzo en cuanto que la reforma debe ser liberal, y en principios generales del proyecto del primero y de las ideas expuestas por el segundo.  La consulta de la Universidad debe contestarse afirmativamente, sin limitación el primero de profesores suplentes que votarían en las Asambleas de cada Facultad. Está de acuerdo en la no reelección de los funcionarios directivos y no en la incompatibilidad del cargo de Consejero Directivo de Facultad con el delegado al Consejo Superior y propone que los delegados puedan elegirse dentro del Consejo anterior como sucede actualmente por recaer la designación en profesores no Consejeros. No cree que los alumnos deban tener representación en los cuerpos directivos. En las demás reformas propuestas por los Dres Castillo y Matienzo está de acuerdo con la necesidad de aconsejarlos al contestar la consulta del Consejo Superior. 

Después de un cambio de ideas entre los Dres Norberto Piñero, Rafael Castillo, José Nicolás Matienzo, Horacio Piñero, Ricardo Cronwell y Calixto Oyuela, el Consejo resolvió aconsejar a la Universidad las siguientes reformas. Algunas de las cuales se refieren a la ley y otras a los Estatutos solamente: 

La elección de los miembros de los Consejos Directivos deberá hacerse directamente por el cuerpo de profesores titulares y suplentes, éstos últimos en número igual al de los titulares de cada Facultad. El término de duración del cargo de miembro del Consejo Directivo debería ser de tres años. 

La fijación del término de los cargos universitarios y la reelegibilidad, o no, de los funcionarios que los desempeñan deberían ser eliminados de la ley y dejarse librados a los Estatutos de cada Universidad. Debería en consecuencia, suprimirse la cláusula que se refiere a la duración del cargo de Rector y a su reelección. 

La Asamblea general universitaria debería componerse por los Consejeros y profesores titulares y por profesores suplentes y los graduados en la forma y número que lo determinen los Estatutos de cada Universidad. 

Los delegados al Consejo Superior de la Universidad podrían o no ser miembros del Consejo Directivo, debiendo recaer el nombramiento en profesores, cuando no se trate de Consejeros.

No deberían ser reelegibles los funcionarios de la Universidad, a saber: Rector, delegado al Consejo Superior, Decanos y Consejeros de Facultad sin un intervalo de dos años por lo menos. 

Los Estatutos al tratar la docencia libre, deberían reconocer expresamente que la asistencia de los estudiantes regulares a los cursos similares a los oficiales producirán los mismos efectos que la asistencia a éstos últimos. 

El Sr. Decano y los Sres Consejeros Directivos Dres. Matienzo y Jakob hacen constar su voto por la participación de todos los suplentes en las Asambleas para elegir Consejeros de Facultad. 

Enseguida se eligió por unanimidad al Dr. Juan P.Ramos, profesor suplente de historia de las civilizaciones. 

Con lo que se terminó el acto. Entre líneas enseñanza y en vale enmendado está-hacen-valen. 

 

 

                                                PIÑERO

                                             MATIENZO

                                      PRO SECRETARIO      

                            

 


ENTRADA GRATUITA / SUJETA A CAPACIDAD DE SALA

Las entradas a los espectáculos se retiran con una hora de anticipación (2 por persona). No se reservan.